Volver

volver

 

EL SEÑOR MATANZA(*)

Jorge Garaventa

 

... el decide lo que va, dice lo que no

será, decide quien la paga, dice

quien vivirá...

Señor Matanza (Mano Negra)

 

 

...incombustible no sos , como

bancás ese infierno? Soñás la

hoguera donde siempre sos la leña... 

La dicha no es una cosa Alegre.    

(Redonditos de Ricota)

 

 

...mi madre querida ya ves tus cuentos no olvide y toda mi vida a venerarte dediqué.

Canción popular

  

...”Cuando tenía siete, ocho años, mi mamá por recomendación de la escuela me lleva a un psiquiatra porque era muy inquieto, me portaba muy mal, y el psiquiatra me daba pastillas que me dejaban boludo todo el día, pero igual me portaba mal.”

O sea que a los siete años ya te drogabas?

...” No, empecé a los doce.”

Tu mamá te inició en la droga?

...”No, mi vieja siempre me cuidó, es más sana que el pan”

Y las pastillas?

...”Eran porque me portaba mal...”

 

(Obsceno, casi impúdico, el relato del residente no perdona a nadie)

 

Porque  te portabas tan mal?

...”Qué se yo, tal vez porque había muerto mi viejo, no se”

Que no sabés?

...”No se, era borracho, no estaba nunca, cantaba”.

Como te acordás tanto?

...” No, no me acuerdo me lo contó mi vieja”

O sea que lo que vos decís de tu viejo es lo que ella te dice.

...”No, eso lo pienso yo, ella me cuenta como fueron las cosas”.

 

(...el relato del residente no perdona a nadie)

 

Que pensás del cambio de terapeuta?

...”No se, no pienso nada”

Pero que pasa si te animás a pensar?

...”No se, no me gustaba, se quería poner en madre”

Como es eso?

...”No se, criticaba a mi vieja, quería que la viera de otra manera”

Igual que yo?

...”Con vos es distinto, yo quería hacer terapia con Jose porque tenía a todos mis compañeros de franja, o con vos porque te gustan los redondos”

Siempre que querés esquivar un tema te metés con los redondos.

...” Uh, ya parecés mi vieja .

Sonamos, vas a pedir cambio de terapeuta! 

...”No mi vieja me caga a retos, ya me dijo que me ponga las pilas y me deje de joder”

 

(...el relato del residente no perdona a nadie)

 

Estas contento de estar en Campana?

...”Y si, aca escuchamos a los redondos”

Claro, los redondos son un sentí-miento .

...”A mi vieja no le gusta nada que escuchemos a lo redondos, dice que empiezo así y después me voy a fumar un porro”

Quiere que te fumes un porro?

...”No, dice que ustedes me dan muchos permisos”.

 

(...el relato del residente no perdona a nadie)

 

Tenía razón tu vieja, te dábamos muchos permisos y te fumaste un porro.

...”Bueno, no es para tanto, me pegué un palo, me denuncié, ya esta. Ahora quiero ir  a mi casa.

Mi vieja con otras madres están armando algo así como una reinserción”.

Sabes que quiere decir reinserción?

...”Si, volver a casa”

Están armando la reinserción en tu casa?

...”No se donde, de eso se encarga mi vieja.”

Vos no podes elegir?

...”Que se yo, yo quiero salir de aquí”.

(Finalmente visitó su casa el día del cumpleaños de su madre, trajo drogas, se drogó en la institución, el camino es la expulsión, se está revisando. Expulsarlo es la reinserción soñada por su madre, que dice que la terapia no sirve para nada.

El sigue sin perdonar a nadie, solo a su madre, que es tan buena como el pan, que le señala el buen camino...como el Señor Matanza...)

 

(*) en el contexto de un Hogar de Convivencia Terapéutica estatal, con adolescentes adictos, en conflicto con la ley penal.

 

Buenos Aires, Diciembre 12 de 1998.